En la nueva sección “Por qué deberías estar viendo” haré comentarios (sin spoilers) sobre series que han pasado desapercibidas por el público en general y que merecen una mejor audiencia. En este caso le toca a Banshee, una serie de acción de Cinemax.

Cuenta la historia de un ex-convicto que justo al salir de la cárcel se muda a un pueblo llamado Banshee para resolver asuntos pendientes y asume la identidad de un sheriff. Actualmente cuenta con dos temporadas de 10 episodios cada una, renovada para una tercera en el 2015.

banshee1

Anthony Starr (Lucas Hood)

Banshee es una serie repleta de violencia, exagerada en todos los sentidos. No se toma a sí misma en serio, no sigue reglas y por eso tiene la habilidad de sorprender. Es entretenida, a veces cómica, tensa y sabe cómo jugar con la dinámica entre sus personajes, los cuales están excelentemente desarrollados desde los primeros episodios. La serie construye su propio universo, nada de lo que pasa aquí es verosímil y hay que tener eso claro antes de empezar a verla. Para poder disfrutarla al 100% hay que dejar de cuestionar la lógica, porque cuando se ve con una mente abierta la trama te atrapa y te divierte.

A veces la violencia parece no tener sentido, uno piensa que está puesta allí solo para ser controversial, pero entonces Banshee no sería Banshee. Lo bueno es que en medio de todo ese caos que la caracteriza, tiene corazón, por eso en un solo episodio la serie puede pasar de momentos de tensión a ternura y sensibilidad, terminando con violencia sin sentido y la necesidad de darte un baño una vez que empiezan a rodar los créditos. Y es que en realidad Banshee es una historia de amor que a veces cuesta recordar gracias a toda la locura de las subtramas.

banshee2

Ivana Milicevic (Carrie Hopewell)

La edición en una serie o película es algo que casi no se discute a menos que sobresalga y aquí debo reconocer que hacen un excelente trabajo en ese departamento. Los cortes rápidos y la forma en que juegan con el tiempo te confunde y a la vez genera una respuesta emocional. La dirección también es notable, sobre todo en las peleas, todas están excelentemente coreografiadas y son las escenas que Banshee hace mejor.

La primera temporada se toma su tiempo en crear el caos (aunque la violencia siempre está), los elementos se van agregando progresivamente hasta que todo se complica en los últimos episodios. La segunda temporada es lo más loco que Banshee ha podido ser hasta ahora y además de complacer a la audiencia dando buen cierre de tramas, deja otras más interesantes para el año que viene.

Si lo tuyo son disparos, combates cuerpo a cuerpo, sexo, romance y violencia empacados dentro de un guión bien escrito y altamente entretenido, Banshee es una serie que vas a querer ver.

COMPARTE ESTE POST
  •  
  •  
  •  
  •  
  •