Hace tiempo redacté un tweet recomendándole a todos mis seguidores la película The Cabin in the Woods. Decía así:
Creo que cometí dos errores:
1. Generé expectativas muy altas.
2. La película no resulta ser para todo el mundo.
De esto último no me di cuenta sino después de que me empezaron a llegar menciones como “no puedo creer que hayas recomendado esa película, es malísima”, o “que película tan WTF! No tiene sentido!”.
Y este es el típico caso de Arrástrame Al Infierno, película la cual todavía defiendo porque la mayoría no reconoce la sátira presentada en ella. La burla. El homenaje. Es más, escribí un artículo sobre la misma hace tiempo en este blog.
Muchas de las quejan vienen de “¿cómo puede ser esta una película de terror? No da miedo.”, pero el terror no necesariamente es miedo, puede ser shock, angustia ¿quién dijo que no podía ser divertido? Y eso hay que tenerlo en cuenta antes de verla: tiene humor. El “factor de shock” que debería tener una película de terror bajo las convenciones del género, están ahí. Ahora, que se burle de sí misma es otra cosa. Porque eso es lo que es. Por eso he llegado a pensar que quizá The Cabin in the Woods es solo una película para los fans del terror, que han visto clásicos como Evil Dead, ya que en aquella época el terror tenía una buena dosis de comedia y sátira.
Pero una de las cosas que más me agrada de TCITW es que apesar de ser promocionada como la típica película de “adolescentes en peligro”, es mucho más que eso, es un homenaje al terror de antes y tiene un lado fresco, medio Sci-Fi, que se da a conocer ya casi en el clímax, y que no se ve muy seguido. Por eso, para muchos, esta ha sido una de las mejores en un largo tiempo.
Por lo tanto, hay que tomar en cuenta que:
1. La previsibilidad del principio y las acciones de los personajes, aunque pueden parecer muy estúpidas, son totalmente intencionales.
2. La película no se toma a ella misma en serio, y tú tampoco deberías hacerlo.
3. Hace muchas referencias a otras películas de terror, y esto, en parte, es el punto. Porque repito: es una especie de burla a sí misma.
A los que ya la vieron, tomen esto en cuenta y háganlo de nuevo, quizá la puedan disfrutar como debe ser. A los que no, ya saben un poco qué esperar sin revelar mucho sobre la trama. Y a los que igual no les termina gustando, pues, no puedo hacer nada para que cambien de opinión, lo que sí creo es que The Cabin in the Woods es una película divertida, fresca y ese cambio que necesitábamos en el género desde hace mucho tiempo.
COMPARTE ESTE POST
  •  
  •  
  •  
  •  
  •