Hace días estaba hablando en Twitter sobre películas de terror. Siendo fan de ellas, escribí “el que diga que La Huérfana es mala, que me diga cuál fue la última película de terror buena que vio.” “El Exorcista” me dijeron. Obviamente, El Exorcista es una mejor película. Es un clásico. Corregí “la mejor película de terror en los últimos 5 o 10 años”. Nombraron a El Aro, pero, sinceramente, no me pareció gran cosa. Aunque debo admitir que el “seven days”, aquél televisor sin señal y aquella maldita coñita fea de pelo largo, me marcaron para siempre. Suena dramático, pero es verdad. Ahora: ¿por qué La Huérfana me ha parecido la mejor película de terror (norteamericana) de los últimos años? Pues, es bastante tensa y provoca una tremenda reacción en la audiencia y eso es lo más importante. Los personajes están perfectamente desarrollados (algo esencial en una película), la actuación es excelente y tiene escenas impactantes. Es la definición perfecta de terror psicológico, no es algo tipo Sé lo que Hicieron el Verano Pasado o esos remakes de películas japonesas que Hollywood no cansa de filmar. Pero claro, esta es mi humirrrde opinión.

COMPARTE ESTE POST
  •  
  •  
  •  
  •  
  •